Erich Concepción vs Roberto San Martín

Erich Concepción reaccionó al video de Roberto San Martín en el que sale en defensa de su mamá, la actriz Susana Pérez después de que Erich la llamara «actriz caducada de Sol de Batey».


Concepción escribió en su cuenta de Facebook una carta a abierta a Roberto San Martín en la que lo acusa de manipular sus palabras.

A continuación la carta abierta de Erich Concepción a Roberto San Martín.

CARTA ABIERTA A ROBERTO SAN MARTÍN. Cómo uno más de tantos, pequeño Roberto, usas la manipulación en tus programas,…


Posted by Erich C Quicutis on Monday, June 22, 2020

CARTA ABIERTA A ROBERTO SAN MARTÍN.

Cómo uno más de tantos, pequeño Roberto, usas la manipulación en tus programas, para conducir a gente ignorante al terreno que tú y otros inorgánicos tontos del arte, pretenden llevar, erigiendose a sí mismos, libertadores y promotores de democracia, haciendo uso de los recursos del comunismo; la difamación y el escarnio público sin pruebas, a personas de bien, ejercicio antidemocratico y cínico, que yo me he encargado de demostrar.

Manipulas respecto a mi comentario sobre Susana Pérez, sacando de contexto y mintiendo al respecto, al más puro estilo Fidel Castro. Decir una verdad y detrás de ella, esconder 3 mentiras, es el ejercicio más lamentable que usan ustedes, el resultado del comunismo más asqueante.

Sería yo un ignorante, si no reconociera la carrera de la actriz, una de las mejores que dio Cuba y que siempre tuvo la aceptación de su público. Cuando me referí a Sol de Batey, lo hice, porque sin dudas es su obra cumbre en cuanto a popularidad, sin dejar de mencionar a Martín Perdida en el Bosque, nombre que quizá te viene a ti ahora como anillo al dedo.

No obstante, la carrera de la popular actriz cubana, se vio menguada a partir de su decisión de quedarse a vivir en Miami, donde afortunadamente, pudo ser el rostro de una clínica de estética y poder vivir de ello, por tanto, lo de «actriz caducada», va en relación a su propia decisión y no porque haya perdido el talento.

Ver a Susana, respaldando un toque de cazuelas en Cuba, sabiendo que ya todos lo hacían a las 9 de la noche, producto a la convocatoria a hacer ruido en agradecimiento al personal sanitario que atiende el Covid y tratar de adjudicarse ese toque, como respaldo a reivindicaciones otaopolíticas o Sanmartinadas trasnochadas, fue lamentable.

Mi compromiso con la democracia y la libertad para Cuba, pasa, además de oponerme a los desmanes del régimen, por la oposición a todos ustedes, que usan la difamación y el escarnio público a artistas, como recurso de lucro personal y sin ningún tipo de escrúpulos.

Eres tú, quien usas la falta de ética profesional para tildar a los demás de mediocres o situarlos en situación de indefensa, acudiendo a la Falacia Ad Hominem, recurso en el que caen solo ignorantes y asesinos del pensamiento libre. Acabamos de verlo en tu respaldo a la acusación de que Juan Karlos Hernandez, es el Guerrero Cubano, difamación que está desmentida y en evidente exposición, que no han sido capaces ustedes de disculparse o corroborar con pruebas que ciertamente Juan Karlos sea El Guerrero.

Mentiroso, difamador, calumniador y comunista, son mis maneras de definirte.

En cuanto a tu pregunta de que no sabes qué he hecho yo, te contesto.

Orgullosamente integré la Opera Nacional de Cuba, hoy Teatro Lirico Nacional, desde los 18 años, hasta los 29, que me fui de cuba definitivamente, luego de haber transitado los países que jamás transitarás, porque mi arte, es universal, no esta basada en hacerse famoso por una mala palabra en una coproducción de cine, ni se limita a segundos papeles en series de humor español.

Atacas incluso, mi personaje de «Arsenio Real» en America Tevé, incluso ninguneas a un canal que está compuesto y hecho por cubanos, que deberían tener tu respeto, dado que en esta ciudad, al menos, tu jamás has tenido un programa, ni segmento, ni has sido bienvenido, por tu envolvencia bastante polémica e hijeputezca y tu autosuficiencia que solo soportan en tu casa.

Pues sí, fui y soy dueño de uno de los personajes más populares y queridos en esta ciudad y que me dio muchísimo. Vivo orgulloso de ello. Pero aunque también soy actor, mi vida gira alrededor del canto y el humor, cosa de la que he vivido siempre a mucha honra y hasta que Dios disponga.

Mediocre es no vivir de lo que eres y tener el aplauso de quien te escucha, mediocre, es tener que mentir y difamar, para poder ganar dinero, eso que haces tú y el grupejo de idiotas que practican tu misma mediocridad, convertidos en «influencers», por no tener éxito en ningún arte posible. Usted es y morirá siendo un segundón y «el hijo de…»

Al final de lo que leí de ti en el artículo de Cuba en Miami, me olió a cierto reto o amenaza barriobajera de enfrentarte físicamente a mi. Considero que no eres una escupida frente a mí y creo que no sabes la envergadura de tus palabras, pero te invito a lanzarte. Por cierto, la palabra «envergadura», se me antoja desglosarla en tres partes y sentarte encima de ella.

Dicho esto, concluyo. Señor Roberto San Martín, usted puede seguir manipulando idiotas con sus mentiras, recuerdo en especial lo de «todos somos clandestinos», intentando mentir sobre un falso levantamiento popular en cuba. Hoy sí que todos tienen máscaras, pero máscaras sanitarias contra el Covid 19, jajaja. La lucha por la libertad y la democracia, será posible entre la sociedad civil cubana y su disposición a dialogar entre sí, cosa contra la que atentan ustedes, dedicados a levantar odios, apoyando restricciones que afectan al pueblo y jamás al régimen, mintiendo y tildando de comunistas a quienes no abracen sus retorcidas contiendas de difamaciones.

Ustedes, son el régimen. Por eso la lucha, cuando se trata de ir contra el régimen, ha de ser contra el régimen todo. A quienes reprimen a los cubanos, sea desde el poder político o desde el intento de poder mediático que ustedes procuran.

Pero los cubanos no somos imbéciles en mayoría. Solo cretinos se dejan arrastrar por las miserias humanas que ustedes practican y se postran a toda esa decadencia moral que les asiste. Solo tontos creen en las convulsiones sociales y los sabotajes de supuestos clandestinos que no son ni serán.

Al menos si no vas a poder luchar por una democracia de verdad, apártate del camino o te apartará la inmensa mayoría de cubanos que en la isla, en la frontera, en Miami y en el mundo, detestan todo el intento de destrucción moral que ustedes llevan a cabo, en contra de quienes sí procuramos cambios económicos, políticos y sociales para nuestro país.

Déjate ya de hacerte el intelectual, que usted no es más que un traumado insuficiente y péndulo de Otaola para poder ser alguien en esta ciudad, cosa que no lograrás, porque va todo cuesta abajo.

Ahora, serenate y tómate una caña relajado e intenta primero conquistar España y no pruebes fuerza en Miami, para ello se necesita talento.

Erich Concepción