Ha tardado 17 años en admitirlo, pero al fin lo ha hecho. Por el año 2001 Enrique Iglesias y la ex tenista y modelo rusa Anna Kournikova comenzaron a salir juntos, luego de que ella protagonizara junto a él, el video clip “Escape”.


Y aunque la relación del cantante español y Kournikova ha sido una de las más sólidas del mundo del espectáculo, la pareja ha mantenido gran secretismo en lo concerniente a su vida privada.

Iglesias se ha referido muy pocas veces a Anna en sus conciertos, señala El Confidencial, diario español digital, sin embargo esta vez no ha tenido reparos, y en medio del escenario ante miles de fans, en un concierto celebrado en Budapest este domingo, dijo: “Me convertí en papá hace 12 semanas y les puedo decir dos cosas: amo a mis bebés, los amo mucho”, en referencia a sus mellizos, Lucy y Nicholas, nacidos en diciembre del pasado año.

“De hecho, tres cosas: amo a mi chica”, añadió Enrique incluyendo a quien ha sido su novia por más de 15 años, y ahora es madre de sus hijos.

“Y os amo a vosotros por estar aquí esta noche. Gracias por su lealtad”, concluyó al final de su espectáculo visiblemente feliz.


Al cantante español de 42 años lo ha cambiado algo, y han sido sus hijos, Enrique aunque mantiene un bajo perfil en relación a su vida privada, no puede aguantar lo bien que se siente ser padre, y ha compartido dos tiernas imágenes con los pequeños.

My Sunshine

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el

can't get enough of my sunshine

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el

La pareja vive en Miami, y en octubre de 2013 compraron una de las mansiones más grandes y fabulosas de la zona de Bay Point, que cuenta con una superficie de 1.850 metros cuadrados, piscina de efecto infinito, cancha de tenis y una embarcadero propio, ya que uno de los hobbies favoritos de Anna y Enrique es salir a navegar.

(Con información de El Confidencial y Revista Hola)