En la provincia de Guantánamo, Cuba se ha registrado un incremento de las enfermedades de transmisión sexual, en los últimos tiempos, según un reportaje de CubaNet, y los afectados principalmente son los más jóvenes.

Entrevistados de la provincia, lamentaron que los adolescentes revierten la información que se les ofrece, cuando se les imparte cuestiones de educación sexual, y de acuerdo al Departamento de ITS (infecciones de transmisión sexual) de la Salud Pública de la provincia, la baja percepción de riesgos es una de las mayores causas de contagio.

En este factor influye la pérdida de valores de las comunidades, y la deformación de los mismos a la que están sometidos los jóvenes.


Yuraima Villalón García comentó que toda formación de valores comienza en los hogares, y explicó que si las personas no son capaces de entender ese asunto “en la etapa de la adolescencia los jóvenes hacen ciertas cosas, que uno después se pregunta por qué lo hicieron”.

“Es porque en su momento los padres no fuimos capaces de apoyarlos, de incitarlos, de explicarles ciertas cosas que deben de saber”, apuntó.

La presidenta de los CDR Tatiana Echevarría dijo que “buscando la vida fácil, buscando la forma como dicen ellas de “sobrevivir” tienen relaciones sexuales con esas personas que están presas, creyendo que están resolviendo un problema y lo que se están es condenado la vida”.

Puesto que otro factor de riesgo es la incidencia de la prostitución de las jóvenes, que tienen relaciones sin protección con reclusos.

Especialistas también revelaron que el 65.8% de los afectados son hombres que tienen relaciones con otros hombres, y en el caso de las mujeres, una de las enfermedades que más se ha propagado en los últimos meses ha sido la sífilis.

“Se comenzaron a dar una serie de seminarios, principalmente con las jovencitas, adolescentes, acerca de las ITS, para llevarlo a nivel de cuadro, a nivel de nosotros como federación, pero realmente eso se debe trabajar, porque a veces a la persona tú le explicas, y lo entiende en ese momento, pero después que sale de ahí ya se le olvidó”, destacó Villalón, miembro de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).