El cubano Ciro Yasel Castillo, de 29 años, con residencia permanente en Estados Unidos fue encontrado culpable de transportar a inmigrantes indocumentados en Texas según un comunicado del Departamento de Justicia.

«El jurado escuchó que el 15 de marzo de 2020, Castillo condujo una camioneta al área de inspección primaria en el puesto de control de la Patrulla Fronteriza (BP) cerca de Falfurrias. Afirmó que él y sus tres pasajeros eran cubanos y presentó una licencia de conducir temporal como identificación. Sin embargo, nadie pudo proporcionar prueba de su estado migratorio legal.» dijo el comunicado.


Las autoridades volvieron a inspeccionar el auto y a los pasajeros y encontraron que eran menores de Guatemala que se encontraban de manera ilegal y un cubano también sin estatus legal en Estados Unidos.

Tras una investigación más profunda, las autoridades determinaron que el pasajero cubano, Lázaro Fidel López, Torres, de 30 años, era parte de una conspiración para transportar a los dos extranjeros menores. Finalmente se declaró culpable por su papel en ese crimen.

La defensa intentó convencer al jurado de que Castillo era un conductor no oficial de Uber. Afirmó que aceptó $ 500 a través de Western Union de una persona desconocida para recoger a los dos adolescentes del Valle en medio de la noche y llevarlos a Houston. El jurado no creyó en esas afirmaciones y lo declaró culpable.

Castillo enfrenta hasta 10 años de prisión y una posible multa máxima de 250.000 dólares.