En el mes de abril una mujer identificada como “M.O.” se presentó en una oficina federal para tratar de obtener la ciudadanía a través de un matrimonio falso.

El oficial de inmigración Jovany Pérez sabía que su matrimonio era un fraude, pero le dijo a la mujer que él podría ayudarla si ella lo encontraba fuera de la oficina de USCIS en Northwest la calle 183.

La mujer acudió al encuentro donde el oficial la acarició y le mostró sus genitales diciéndole que él tenía la última palabra sobre su estatus migratorio.

“M.O” contrarió la indecorosa propuesta del agente de tener relaciones sexuales y contactó al departamento de Seguridad Nacional (DHS).


La mujer tuvo dos encuentros más con Pérez, en las que el departamento de Seguridad Nacional obtuvo confirmación en audio y video de las actividades del oficial, quien le aseguró a «M.O» que le ayudaría en su aplicación para obtener la ciudadanía y que iba a proporcionare una declaración oficial propia para su solicitud de residencia permanente, a cambio de $ 2,000.

La Seguridad Nacional arrestó a Pérez luego del encuentro en que tomó el dinero.

Con cargos por extorsión, Jovany Pérez residente en Miami, de 34 años, ha sido sentenciado a cuatro años de cárcel, luego de declararse culpable en julio de recibir un soborno ejerciendo como funcionario público.

(Con información de El Nuevo Herald)