Diosdado Cabello al centro, Raúl Castro y Machado Ventura a la izquierda, y Miguel Díaz-Canel a la derecha (Imagen tomada de ACN)

En su visita a La Habana, el primer vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro, y presidente de la Asamblea Nacional oficialista, Diosdado Cabello, expresó que «Cuba y Venezuela tienen que estar más unidas e integradas porque las está atacando de igual forma un enemigo común», informa Diario de Cuba.

El número dos del chavismo sostuvo un encuentro con Raúl Castro, el designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, y con José Ramón Machado Ventura, de acuerdo a declaraciones recogidas por la prensa estatal cubana, para revisar algunos asuntos que estaban en la agenda, y para pedir el apoyo del Gobierno cubano para la «organización de la edición XXV del Foro de Sao Paolo, que se desarrollará del 25 al 28 de julio en Caracas».


Asimismo el vicepresidente del régimen de Caracas, dio a conocer que estarán organizando la reunión de cancilleres del Movimiento de los Países No Alineados, además del Foro, que reúne a organizaciones de izquierda, con el propósito de que personas del mundo entero viajen a Venezuela, y «den fe de la calma que existe» allí, pese a «la guerra económica.»

Cabello dijo a la prensa que la oposición venezolana «vive su peor momento, porque está desunida y desorientada», y prometió que si se llegan a organizar, «el Gobierno está en disposición de sentarse a discutir el proyecto de país».

Según ABC, al ser interrogado por la prensa acerca de nuevas elecciones generales, el dirigente chavista aseguró que llevarán a cabo elecciones legislativas pronto, en lo que muchos opinan buscan eliminar a la legítima Asamblea Nacional opositora, de igual modo negó se fueran a celebrar comicios presidenciales.

Cabello realizó esta inusual visita a La Habana este fin de semana, luego de haber generado titulares esta semana, cuando saltó a la prensa que dilapidó unos 16 millones de dólares en la boda de su hija Daniela, que tuvo lugar durante dos días en Los Roques, un lujoso archipiélago venezolano, mientras en su país la gente no tiene que comer, y muere de hambre.