transexual-silicona


Algo muy de moda en todo el mundo es ponerse los senos, y en Cuba se hace pero es ilegal. Casos como el de Talía o Maykel Carmona, que en realidad son la misma persona, les cuesta mucho más trabajo tener un par de senos en la isla, no por el dinero si no por los riesgos y que no es permitido.

Los implantes de silicona le costaron unos 850 CUC y se los compró a un muchacho «que los de afuera», por otra parte, la operación costó 320 CUC y fue un hospital del Cerro, a escondidas, sin anestesia general y a mi riesgo.

Está fue la entrevista a Talía, gracias a CiberCuba:

“Me operé hace casi dos años en un hospital de aquí de La Habana. Yo había pagado 850 CUC por mis implantes a un muchacho que los trae de afuera y le llevé la silicona al doctor. Él solo ponía la mano de obra.


– ¿Eso cuestan regularmente los moldes?

– Depende de la calidad y el tamaño. Se pueden conseguir un poco más baratos pero los quería grandes. Si iba a tener tetas tenían que impresionar. Estas son una 4,25. Imagínate que el doctor pasó casi cuatro horas conmigo en la cirugía intentando acomodarme estos implantes. Eran superiores a mi cavidad, me explicó después.

– ¿Cómo soportaste esa cirugía solo con anestesia local?

– El médico me dijo desde el principio a lo que me enfrentaba. No podía entubarme porque esas operaciones son a escondidas y tenía que olvidarme de anestesia general o de estar en un salón de cirugía real. A mí me operaron en un cuartico de un cuerpo de guardia sin condiciones de esterilidad, sintiendo tremendo dolor, y con el riesgo de que si llegaba alguien me dejaban a media, pero yo quise exponerme. Era la única manera de obtener lo que deseaba.

Las operaciones legales a los transexuales se hacen a través del Cenesex y son muy escasas. Entiendo que es costoso y que no pueden hacerle la cirugía gratis a todo el que quiera. Se le llenarían las consultas de pájaros… Por eso mismo pienso que es mejor que cobren. Y ese dinero que le pagamos a doctores por la izquierda lo entregamos al hospital y tenemos una cirugía menos riesgosa. Todo el mundo gana”.