Empresas estatales en La Habana han anunciado pérdidas por más de 51 millones de dólares según una auditoria de la Contraloría General de Cuba realizada a fines de 2016.

De 67 inspecciones que realizo la Controlaría se reportó una pérdida de 90 millones 9 070,71 pesos en moneda nacional y 51 millones 505 792 pesos convertibles.

«Está perdida evidencian el poco avance en este aspecto del cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.» dijo el diario oficial Granma.

Según las autoridades existen insuficiencias e indisciplinas en el uso de las facultades que a partir de la descentralización tienen estas entidades. De igual manera existe ineficiencia en la gestión y falta de integralidad en la planificación, lo que condiciona incumplimientos de los planes económicos.