Dólares. Foto: Pixabay

Una empleada de un centro de donaciones Goodwill encontró 42 mil dólares en una chaqueta que habían donado y buscó al dueño para entregar el dinero.

La mujer había estado revisando un montón de donaciones en la ubicación de Norman Goodwill cuando sintió algo extraño entre dos suéteres. Mientras desenvolvía los suéteres, descubrió que lo que sospechaba que eran libros eran en realidad dinero en efectivo.


Andrea Lessing, como se llama la mujer, no lo pensó dos veces antes de informar o no del dinero, y con la ayuda de alguna documentación de la donación, Goodwill pudo localizar al propietario del dinero.

Lessing tiene una hija de 6 años y dijo que era importante para su hija ver la importancia de la honestidad.

Su buena acción fue recompensada: el propietario del dinero en efectivo perdido ordenó a Goodwill que le diera a Lessing $ 1,000 del dinero. Lessing dijo que la generosidad del propietario «le quitó una gran carga» de los hombros.