Un padre cubano de casi 70 años que cruzó la frontera sur en Estados Unidos recientemente, protagonizó un emotivo encuentro con su hijo en Miami.


El hombre no conocía a su nieto y a su familia en Miami y terminaron arrodillados y abrazados en el aeropuerto.

Las imágenes publicaron decenas de reacciones muchos emocionados por el encuentro que pone en evidencia el drama de la separación familiar entre las dos orillas.

El número de cubanos entrando tanto por mar como por la frontera a Estados Unidos se ha disparado en este año fiscal lo que provoca preocupación en las autoridades.