Un tribunal de Los Ángeles emitió una orden de arresto contra Luis Miguel por no presentarse en corte para responder a una demanda de William Brockhaus, su exmanager, por una deuda de un millón de dólares debido al incumplimiento de un contrato.

La estrella mexicana se enfrenta a varias demandas, entre ellas una por un préstamo de 3.65 millones de dólares que le hizo un sello disquero (Warner Music México) el cual no habría cumplido con reembolsar.

El tribunal ordeno que no se esperará más por Luis Miguel y deberá ser arrestado para ser llevado ante el juez.