Embarazada cubana fallece por negligencia médica, asegura su familia/Imagen tomada de redes sociales

Fallece una cubana embarazada con apenas 30 años de edad, y su familia asegura se debió a una negligencia médica. Según la prima de Yanelis Medina, la futura madre acudió al Hospital materno infantil «Angel Arturo Aballí», en La Habana, por un hematoma placentario.


La joven de ocho meses de embarazo tuvo que someterse a una cesárea de urgencia, el personal de salud no pudo salvar la vida del bebé, y le dejaron el útero sin cauterizar a Medina, lo que le provocó sangrado.

«Es ahí donde le ponen una transfusión de sangre equivocada, ella era O negativo y le pudieron O positivo, ahí al momento se pone mal y la deciden remitir para el Hospital Nacional. En el Hospital Nacional hicieron todo lo que pudieron, llegó con 3 de hemoglobina, le hicieron 4 hemodiálisis, le hicieron una histerectomía porque el útero estaba sin cauterizar y seguía sangrando», reveló Yenlis Labañino, la prima de la víctima.

Ella es mi prima Yanelis Medina Cardoza , quien acaba de fallecer con solo 30 años de edad por una Negligencia médica…

Posted by Yenlis Labañino on Friday, February 18, 2022

«Los riñones le dejaron de funcionar consecuencia de la transfusión de sangre equivocada, a los días tuvieron que volver a operarla porque otra vez tenía sangrado interno por la mala transfusión de sangre. Ya después de 15 días en estado crítico le hacen la traqueotomía, y 5 días después la vuelven a operar de un sangrado interno consecuencia también de la transfusión de sangre equivocada», añadió.

«Estuvo un mes luchando por su vida, un mes tratando de vivir por sus dos hijos que dejó, por su hermana síndrome de down y por su madre que se queda con un dolor y un vacío que sólo ella sabe lo que duele», precisó.


Labañino cuestiona quién es el responsable de la muerte de su prima, y pregunta: «¿hasta cuándo en Cuba tenemos que seguir llorando perdidas de vidas humanas por la mala praxis?».

«Espero que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables de esta pérdida», concluyó.