Fidel Castro, el cha-cha-cha y los cigarros Cohíba vienen de Cuba. El sandwich cubano? No tanto.; así reclama el Sarasota Magazine en un reciente artículo.

La revista reclama que el sandwich se hacía con carne asada de Londres, que no proviene de Inglaterra, y la alcachofa de Jerusalén, que no proviene de Tierra Santa. El «cubano», como es conocido, tiene raíces en las calles de la Ciudad de Ybor, en Tampa, aseguran.

De acuerdo con la tradición oral, el restaurante Columbia y cafeterías más pequeñas del vecindario sirvieron el sándwich por primera vez hace más de un siglo. En ese entonces se hacía con carne de cerdo, jamón, pavo, salami de Génova, queso suizo, rodajas de pepinillo agrio y mostaza en una larga barra de pan blanco.

Sirvió como almuerzo para miles de inmigrantes cubanos, españoles, italianos y judíos atraídos a la ciudad. Los hispanohablantes lo llamaron «mixto», debido a las carnes mixtas. Los angloparlantes lo llamaron «cubano», porque es a quienes vieron comerlo.


Algunos amantes del sandwich lo prefieren tostado en plancha, otros no. Discuten sobre si Miami o Tampa tienen el mejor sándwich. Nadie discute sobre el pan. Tiene que ser cubano, levadura y enriquecida con un poco de grasa (tradicionalmente manteca de cerdo). Es largo, blanco y suave por dentro, con una corteza ligera y crujiente.

Para hacer uno por tu cuenta, unta con mantequilla la mitad de la hogaza y cubra el otro con mostaza amarilla, póngale una rebanada de cerdo asado a fuego lento, lonchas de jamón serrano, y queso suizo. En Tampa, todavía usan salami de Génova, pero no pavo. En Miami, sostienen el salami, olvidan el pavo y presionan el sándwich. No esperes lechuga, tomate o mayonesa. Eso equivale al imperialismo yanqui.

Si te atraen los sabrosos atractivos o la tradición cubana, prueba el Columbia Restaurant en St. Armands Circle, el Corkscrew Deli en el South Trail, el Cafe en Park en el centro de la ciudad o, por la sensación de una cafetería cubana de la vieja escuela, Rincon Cubano en la intersección de Honore Avenue y 17th Street; son las recomendaciones de Sarasota Magazine.

El asado de Londres y la alcachofa de Jerusalén, por cierto, son nativos de América del Norte. Son tan americanos como el sándwich cubano asegura la revista.