El jueves se concretó en el marco de la Feria Internacional del Turismo de Madrid (Fitur 2018), la firma del proyecto El Salado Resort, uno de los complejos turísticos más importantes hasta el momento en Cuba, el proyecto inmobiliario se desarrollará en el Mariel, con una inversión de 1.000 millones de dólares, en él participarán María José Hidalgo, directora de Air Europa, junto a otro socio español, informó EFE.


El acuerdo sellado por Hidalgo y su socio Sandro Cristoforetti con el titular de Turismo en la Isla, Manuel Carrero Cruz, materializó la iniciativa, que constará de un campo de golf, hasta tres instalaciones turísticas, un centro de convenciones y departamentos en venta.

En El Salado Resort, el Gobierno cubano tiene una participación del 51%, mientras que el 49% se repartirá entre los socios españoles.

El complejo prevé construirse en una superficie de 207 hectáreas con tres kilómetros de costa, y está previsto concluya dentro de cinco años, la fase inmobiliaria se desarrollará a lo largo de ese lapso de tiempo; aunque se espera que los hoteles comiencen a operar en tres años.

El titular de Turismo cubano, detalló a los periodistas que el proyecto tiene que ver con una política que se ha aprobado en el país, a fin de estimular este tipo de desarrollos, y que va orientada a la conclusión de unidades inmobiliarias para que ciudadanos “de cualquier parte del mundo” puedan comprar una casa en Cuba, y también para impulsar la actividad de golf. (Ciudadanos de cualquier parte, menos los residentes en la Isla).


Está prevista la construcción de 3.000 unidades entre apartamentos, unifamiliares y plurifamiliares, además de hoteles con un total de 1.200 habitaciones, y un campo de golf de 18 hoyos.

La posibilidad de venta a perpetuidad de las unidades inmobiliarias, que consisten en villas, apartamentos y casas, es el punto clave de este proyecto.

Mientras los hoteles, y el campo de golf están en gestión para un período de 50 años, prorrogables.

(Con información de Diario de Cuba)