La Comisión de la Ciudad de Miami ha votado a favor de mantener el polémico mural de la bandera puertorriqueña pintado sobre la fachada del edificio donde se encuentra el restaurante La Placita.


Con tres votos a favor y dos en contra, y con el apoyo del alcalde Francis Suárez; quedó decidido este jueves que la bandera de Puerto Rico quedará plasmada en la esquina de Biscayne Blvd con la 67 calle en representación de esa comunidad en el sur de la Florida. De esta forma el mural podrá continuar adornando la fachada del restaurante puertorriqueño.

“Estoy contento, feliz, después de una ardua batalla hemos logrado una gran victoria no solo para ‘La Placita’ sino para todo el pueblo puertorriqueño y los latinos que vivimos en la ciudad de Miami”, dijo a Univision uno de sus propietarios, el actor Julián Gil.

El mural ha estado en debate legal porque aparentemente no se presentaron a la junta de preservación histórica que supervisa el distrito de Miami Modern (MiMo) para pedir permiso.

Residentes en Miami recogieron firmas para presentar a favor de mantener el simbólico mural.


“La isla de Puerto Rico ha sufrido tanto con los terremotos, la inestabilidad política y el huracán, que esto es una victoria para su pueblo en Miami, ya que ‘La Placita’ es un símbolo de los puertorriqueños en el extranjero”, comentó el alcalde a favor del mural.

Tras la victoria de ayer en la noche Gil agradeció públicamente al alcalde Suarez por su apoyo y colaboración.

El restaurante ‘La Placita’ abrió al público en enero del 2019, en el 6789 de Biscayne Boulevard en Miami.