Visa y Residencia permanente en Estados Unidos. Foto: Artiom Photo / Shutterstock.com

A través de un reportaje de la televisión estatal, el régimen cubano se quejó de que Washington mantenga en vigor la Ley de Ajuste Cubano, de 1966, que concede privilegios migratorios a los isleños, porque a juicio del castrismo estimula la inmigración irregular.

Asimismo el funcionario Yuri Gala López, al frente de Temas Bilaterales en la Dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), criticó la suspensión de los trámites migratorios en la Embajada de EEUU en La Habana.


Gala López dijo que el hecho de que los cubanos tengan que viajar a otros países para tramitar la visa, que no está garantizada, ha significado un gasto adicional para los solicitantes.

«No se trata de simples medidas de incremento del bloqueo, sino de nuevos métodos, en algunos casos sin precedentes, que han llevado la magnitud de la guerra económica a un escalón cualitativamente más agresivo, lo cual se refleja en las carencias materiales que acompañan la vida cotidiana de cada cubano», precisó el funcionario al referirse al embargo económico de EEUU hacia el país comunista.

«El daño que dichas medidas unilaterales han causado, sobre el nivel de vida de la población cubana, no es fortuito ni es un efecto colateral, sino el resultado de un propósito deliberado de causar el mayor daño posible, un castigo a toda la población cubana en su conjunto», agregó.

Gala López declaró que habría que esperar a que Joe Biden revise su política para con Cuba, para saber si EEUU tiene previsto una reanudación de las conversaciones migratorias entre ambas naciones.


Según el reportaje del noticiero informativo, el Estado cubano manifiesta su voluntad política de garantizar un «flujo regular, ordenado y seguro», y de ampliar la cooperación bilateral en esa esfera.