El régimen cubano sigue amenazando a la historiadora del arte Carolina Barrero con proceso judicial en su contra/Imagen tomada de redes sociales

El régimen cubano continúa amenazando con proceso judicial en contra de la curadora e historiadora del arte Carolina Barrero, reveló la activista este miércoles, que adelantó no admitiría comunicaciones verbales, «o que por escrito incumplan algunos de los artículos que establece la ley» de Procesamiento Penal.

«En la Unidad Policial de Infanta y Manglar ya me esperaban. Poco antes de las 9 de la mañana la instructora penal Kenia Morales me hizo pasar. Fue muy breve. Me dijo el número de la denuncia, la 6519/2021, y que Fiscalía aún no ha dictaminado», explicó Barrero, quien está siendo acusada por el delito de «clandestinidad de impresos».


En la Unidad Policial de Infanta y Manglar ya me esperaban. Poco antes de las 9 de la mañana la instructora penal Kenia…

Publicada por Carolina Barrero en Miércoles, 24 de marzo de 2021

«La denuncia es del 4 de febrero, hace 48 días», agregó la activista.

Carolina fue detenida en febrero pasado, luego de que entregara en las oficinas de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), una petición legal solicitando la destitución de Alpidio Alonso, ministro de Cultura, por el lamentable episodio represivo del pasado 27 de enero.

Ese día los agentes de la Seguridad del Estado le decomisaron su Ipad y algunas copias de un dibujo de José Martí de la artista Camila Lobón.


La teniente coronel le propuso archivar la causa en su contra, en caso de que la joven decidiera abandonar el país, puesto que Barrero ha vivido durante los últimos años en España, donde estudió un máster en Instituciones Culturales en la Universidad Complutense de Madrid, precisa Diario de Cuba.

El caso de Carolina ha suscitado una gran polémica y solidaridad por parte de un gran grupo de artistas e intelectuales hispanos, tanto así que han suscrito una carta para apoyarla.

Carolina explicó en una entrevista que decidió volver a Cuba, pese a haber vivido casi 10 años fuera, porque realmente la atormentaba la constante represión que se vive en su país natal.

«No me contuvo en el bachillerato la amenaza de no dejarme comenzar mis estudios en la Universidad, y no me contiene ahora la amenaza de cárcel y difamación que sobre mí se cierne», detalló.

Para Barrero no enfrentar y denunciar las atrocidades en su país «sería un engaño, una traición».