Este martes la prensa oficialista, como vocera del Gobierno cubano, deploró que el Ejecutivo español se haya desdicho sobre la visita a la Isla de los Reyes de España, y tildó las opiniones del canciller español de “injerencistas” y colonialistas sobre las próximas “elecciones” en la Mayor de las Antillas.

La semana pasada, el titular de Relaciones Exteriores español, Alfonso Dastis dijo del viaje de los Reyes a la capital cubana que “no es que se suspendiera, es que nunca llegó a plantearse”.

“Algunos personeros políticos españoles siguen mirando a América como la colonia que fue hace ya dos siglos”, sostuvo el diario estatal Juventud Rebelde, en referencia a una comparecencia parlamentaria la pasada semana del canciller Alfonso Dastis, sobre la visita de Felipe VI, y su esposa la reina Letizia.

El canciller apuntó además que el Gobierno de España “ha tratado de ver si se daban las circunstancias y condiciones para esa visita” a la Isla, pero finalmente llegaron a la conclusión de que “en estos momentos no se daban”.


El trabajo publicado hoy por Juventud Rebelde afirma que en esa comparecencia del Parlamento, Dastis fue requerido “de manera injerencista en los asuntos internos de otros países, por representantes de los partidos de derecha Ciudadanos y Popular” e invirtió las declaraciones que hizo en La Habana.

El artículo cubano ironizó: “El ministro de Exteriores cambió de parecer y aquello fue lo de donde dije digo, ahora digo Diego”, preguntándose “qué condición o circunstancia tendría que existir según Dastis, para propiciar la visita del jefe de Estado español a la isla, que no sea la existencia de claras bases en las relaciones de respeto mutuo, reciprocidad, igualdad y no injerencia en los asuntos internos”.

En abril de 2017 se habló de la visita de los monarcas a Cuba, cuando el canciller cubano Bruno Rodríguez expidió la invitación durante un viaje oficial a Madrid, la misma fue aceptada por el Gobierno de España, con la premisa de que la visita se daría “lo antes posible”.

Dastis visitó La Habana en septiembre pasado, y se reunió con su homólogo cubano, para abordar la preparación de una visita a principios de este año, antes de que el octogenario gobernante (Raúl Castro) abandonara la presidencia.

El periódico estatal arremete también contra el jefe de la diplomacia española por sus alusiones a los derechos humanos en Cuba, así como el vapuleado tema de las “elecciones”, con las que se supone Castro abandone el poder, y de paso a su sucesor, que por paradójico que parezca se prevé sea colocado por la familia Castro.

“Parece que (el ministro) se acordó del aguijoneo de la maltrecha derecha de su país y se creyó en el deber de depararnos el ‘disfrute’ de las libertades y derechos de los españoles -muy discutidos por cierto por los propios españoles y no digamos de los ciudadanos de algunas regiones autonómicas”, cuestionó el artículo, lanzando una indirecta al conflicto catalán.

La visita de Felipe VI supondría el primer viaje de Estado de un monarca español a la Isla.

(Con información de Martí Noticias)