Malecón de La Habana. foto: Pixabay

Nuevas normas jurídicas han sido aprobadas por el régimen de La Habana para perfeccionar el trabajo por cuenta propia, dio a conocer Diario de Cuba citando reporte del oficialista periódico Granma.


Según Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, las medidas «tienen como objetivo incorporar seis nuevas actividades, compactar y perfeccionar el alcance de algunas y simplificar trámites».

Entre las nuevas licencias aparece la figura de Operador y/o arrendador de equipamiento para la producción artística, Auxiliar de producción artística, en este caso esta licencia será concedida por el estatal Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), en el caso de La Habana, y para las demás provincias, la Dirección Provincial de Cultura. De igual modo surge la licencia operativa para Agente de selección de elenco (casting).

Asimismo Equipo de Servicios de Traductores e Intérpretes (ESTI) emitirá la certificación para la actividad de Traductor e Intérprete Certificado, una nueva modalidad se diferencia del Traductor de documentos, ya que podrá realizar «una mayor gama de servicios», de acuerdo a la viceministra.

También quedaron aprobadas la actividad de Productor-vendedor de productos alimenticios, que incluye la elaboración y venta de embutidos, ahumados, conservas y similares, la de Pescador comercial, esta modalidad se podrá comenzar a ejercer, en cuanto la Ley de Pesca entre en vigor.


En el mismo orden, una nueva regulación anunciada por la funcionaria permitirá «unificar actividades y modificar el alcance de las que son afines», con lo cual próximamente se integrarán las actividades de artesano, talabartero, productor-vendedor de calzado, incorporándose además la figura del Vendedor de flores artificiales, práctica que en la actualidad está integrada a la de florista.

La cerrajería electrónica se podrá ejercer como parte de la actividad del cerrajero, y al aguador se le permitirá la venta de hielo.

La actividad de Reparador de equipos mecánicos y de combustión la de Electricista automotriz, que se separa de la del electricista reservada para el servicio de inmuebles, también es nueva dentro del grupo de licencias que aprobarán las direcciones municipales de Trabajo.

En el caso de los servicios de chapistería, no requieren Licencia Operativa de Transporte, si el ejercicio de la actividad no está asociado a los auxiliares y conexos del transporte.

Para los que prestan servicios para decorar y organizar eventos como bodas y cumpleaños, estará disponible la licencia sanitaria si asociados a la oferta elaboran alimentos.

En la actividad del Facilitador de permutas y compraventa de viviendas, podrán ser contratados hasta dos trabajadores.

Han quedado facultados los Consejos de la Administración Municipal para autorizar el ejercicio de las actividades de servicio gastronómico en restaurantes, servicios de bar y recreación, arrendador de viviendas, habitaciones y espacios, informó Feitó Cabrera.

Por su parte los gobiernos municipales serán los encargados de regular los precios y tarifas fijas y máximas, teniendo en cuenta las características del territorio en particular.

Con las nuevas disposiciones también se unifican las licencias en la modalidad libre y de ruta en el sector del transporte, y se crea una nueva licencia operacional en la modalidad regular, la modalidad de alto confort o clásico se mantienen.

Unos 617.974 cubanos estaban registrados como trabajadores privados hasta septiembre pasado, 160.206 que representan la mayor parte, asociados al transporte y la elaboración y venta de alimentos, según datos del Gobierno.