El régimen cubano acusa a José Daniel Ferrer de un delito común para mantenerlo encarcelado (Imagen de archivo)

Luis Enrique Ferrer García, representante en el exterior de la Unión Patriótica de Cuba, y hermano de José Daniel Ferrer, detalló los planes del régimen de La Habana para procesar al líder de la UNPACU acusándolo de un delito común.


Luis Enrique habló sobre el tema en conferencia de prensa celebrada en la Fundación Nacional Cubanoamericana, en Miami:

Autoridades del régimen entregaron un documento el viernes en la tarde, casi de noche a Nelva Ismaray Ortega, esposa de José Daniel, justificando el encarcelamiento, bajo un delito común, en el que se acusa al líder opositor de haber agredido a alguien en la calle.

José Daniel Ferrer está siendo acusado de haber lesionado a Sergio García González, un activista de la misma organización política, que sufrió un accidente en motocicleta, poco después de abandonar la sede de la UNPACU, a fines de septiembre.

Maribel Cabreja Leyva, esposa de García González, explicó vía telefónica hace algunas semanas, que el activista llegó contándole que había tenido un accidente, empezó a presentar dolores y a los tres días fue trasladado al hospital, donde siempre estuvo custodiado por agentes de la Seguridad del Estado, que se presume lo presionaron para que declarase en contra de Ferrer.


Al ser interrogada sobre la acusación de Sergio García contra el líder opositor, Cabreja Leyva dijo que los policías lo presionaron para que acusara a Ferrer, durante su estancia en el hospital, pero él se negó a acusarlo.

La familia de Ferrer no ha podido contactar nuevamente a García ni a su esposa, es de suponer que ambos están retenidos por la policía política, lo último que se supo fue que el ex activista de la UNPACU viajó con unos familiares a Matanzas, algo que los miembros de la organización no han podido constatar.

José Enrique Ferrer dio a conocer que aunque el documento en el que se acusa a José Daniel está fechado del 7 de octubre, las autoridades lo entregaron un mes y una semana después de esa fecha, y porque la familia del disidente y la comunidad internacional ha estado presionando al régimen.

Una semana antes de la detención de Ferrer y otros activistas de la UNPACU, el pasado 1 de octubre, Sergio García fue expulsado de la sede de la organización porque asistió a una reunión en estado de embriaguez en la que le faltó el respeto a algunas féminas presentes, el hombre se marchó a su casa en motocicleta y ocurrió el accidente.

El hermano de Ferrer aseguró que la dictadura intenta usar los golpes que se dio García al caer de la motocicleta para justificar el injusto encarcelamiento del líder opositor y otros tres activistas de la UNPACU.