“El pueblo se va revelando ante tanta miseria y opresión”, asegura José Daniel Ferrer/Imagen de archivo

Este domingo José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), envió contundente mensaje a los jóvenes miembros de la policía y al Ministerio del Interior (MININT), pidiendo el cese de abusos y represión contra el pueblo cubano.

Desde Santiago de Cuba provincia donde reside, indicó el abuso desmedido contra el pueblo, y las injusticias que la policía cubana ha estado cometiendo durante décadas. 


«Roba, maltrata, reprime, detienen, multan, despojan de alimentos e innumerables atrocidades a cientos de ciudadanos arbitrariamente para sostener una tiranía que también a ellos les perjudica. Ellos están manteniendo un régimen que solo produce miseria y opresión, ellos también resultan afectados por la pobreza generalizada y por la falta de libertades y derechos básicos. Los familiares de los policías también sufren la miseria, el hambre, la escasez, la crisis de la salud pública, del transporte, la vivienda, las colas y los graves problemas creados por el régimen», argumentó. 

«Mensaje a la policía y a todos los miembros del @minint_cuba: No continúen abusando del pueblo del cual forman parte. No repriman para sostener a una dictadura que a ustedes también afecta. En una Cuba libre pueden vivir honradamente, y sin corrupción», manifestó Ferrer en su cuenta de Twitter.

El coordinador de UNPACU dijo que la policía en lugar de cumplir con su deber garantizando el orden y el bienestar ciudadano, no lo hace, no combate el robo y graves delitos que sí dañan a la sociedad, sino que reprimen a la población y a los opositores pacíficos que sí luchan por los derechos y el bienestar de los cubanos.

Explicó que cuando los policías caen en desgracia sufren doblemente, «el castigo de la tiranía y el desprecio del pueblo».


Ferrer protagonizó el pasado mes de abril, una huelga de hambre contra el acoso y la violencia policial que asediaba la sede de la organización opositora, y a quienes pedían ayuda en materia de medicinas y alimentos. 

En aquel entonces, el líder opositor acusó al dictador cubano Miguel Díaz Canel «por la destrucción de la nación, por la miseria y el sufrimiento del pueblo, por los crímenes del régimen, por las violaciones a los derechos humanos».

Recientemente Ferrer había dicho que el pueblo ya está cansado de los abusos y “cuando decida levantarse en masas, ni tú, ni todo el MININT, ni las Fuerzas Armadas, ni nadie, van a ser suficientes para contener a un pueblo dispuesto a conquistar sus derechos, su libertad y a poner fin al hambre, la opresión y la miseria».