Yaimaris Vecino, la esposa del médico opositor cubano, Eduardo Cardet dijo a Martí Noticias, que el preso político recibió varios golpes en la cabeza, y tiene secuelas de “dos heridas punzantes en el abdomen”, de las cuales la familia no tenía conocimiento.


El coordinador nacional del Movimiento Cristiano de Liberación fue víctima de heridas y golpes en prisión, y su cónyuge está muy preocupada por lo ocurrido, ella relató:

“Muy preocupada. Fui a visitar a Eduardo el lunes. Nada favorable. Lo que le pasó a él allí fue más grave de lo que pensábamos. Recibió varios golpes en la cabeza, de los cuales todavía tiene mareos y no se siente bien, y tiene dos heridas punzantes en el abdomen, de las cuales no teníamos conocimiento”, explicó Vecino.

Afortunadamente la esposa del preso de conciencia, dijo que las heridas no afectaron ningún órgano vital de Cardet.

“Y todavía, casi un mes después, tiene las dos marcas de las dos punturas que recibió, por lo que estamos preocupadísimos. Él está en la misma compañía de los presos que lo agredieron. Son tres prisioneros quienes le propinaron los golpes”, denunció la esposa del disidente.


El médico opositor fue arrestado violentamente en Velasco, Holguín, el 30 de noviembre de 2016, dos días después del fallecimiento del dictador Fidel Castro, y fue llevado a la cárcel, por el delito fabricado de atentado a un oficial durante el arresto. Cardet ha sido sentenciado a tres años de privación de libertad, y aunque varias organizaciones internacionales, y figuras en el exterior abogan por la liberación del disidente, no se ha logrado nada hasta ahora, y el líder del Movimiento Cristiano sigue en prisión.

(Con información de Martí Noticias)