Foto de Twitter @VredenburghMax

Max Vredenburgh nunca imaginó recibir a sus 19 años de edad un mensaje desde Francia en respuesta a una carta que lanzara al mar dentro de una botella cuando apenas tenía 10.


El ahora estudiante universitario de 19 años de Massachusetts dice que olvidó por completo haber enviado el mensaje en una botella hasta que su padre envió una foto de la carta, y la respuesta, en un mensaje de texto grupal.

«Mis padres siempre guardaron cosas de nuestra infancia, así que no pensé mucho en eso», dijo a CNN el lunes. «Entonces leí la carta del destinatario, y mi corazón simplemente se paró».

Vredenburgh entonces recordó cuando en agosto del 2010 escribió una carta que colocó dentro de una botella, y en compañía de su padre fue hasta Long Beach en Rockport, Massachusetts para lanzarla al mar.

Quería que quien recibiera su mensaje supiera un poco sobre sí mismo.
«Me gustan las manzanas», dice la carta. «Me gusta la playa, mi color favorito es el azul, me gustan los animales, me gustan los autos y me gusta el espacio exterior».


Sorprendemente un hombre en Francia recién respondió a su carta dejándole saber que había sido recibida en Francia, en una playa entre Contis y Mimizan.

«Le habrá tomado 9 años cubrir los 6000 kms que nos separan», dice la carta de G. Dubois.

«Habrás crecido mucho durante ese tiempo: de 10 a 19 años», añadió.

Vredenburgh estaba conmocionado. No podía creer que alguien tuviera la amabilidad de enviarle una respuesta. Planea ponerse en contacto con Dubois y agradecerle por responder.

«Algo como esto simplemente no sucederá por el resto de mi vida», dijo.