Eduardo Cardet ha sido puesto en libertad condicional este fin de semana (Imagen de archivo)

El líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), Eduardo Cardet tras ser puesto en libertad condicional el fin de semana, en entrevista con Radio Martí, agradeció a la emisora de Miami y a todas las figuras políticas en el exilio y cubanos en general, que han estado pendientes de su caso, haciendo presión para que él pudiese salir de la cárcel.

Cardet, que fue arrestado el 30 de noviembre de 2016, en Velasco, Holguín, donde reside, fue víctima de una injusta condena de tres en un amañado juicio, y luego de varios pedidos de sus familiares y organizaciones pro derechos humanos pidiendo su liberación, le han concedido la libertad condicionada.


«Me faltan alrededor de unos cuatro meses para cumplir esta injusta condena de tres años», explicó el médico y opositor cubano.

Sus prioridades, detalló Cardet, son recuperar el tiempo perdido junto a su familia, esposa y sus dos hijos, quienes han tenido que enfrentar situaciones muy difíciles, durante el tiempo que el disidente estuvo en la cárcel.

El opositor fue detenido en noviembre de 2016, por criticar el luto impuesto por el régimen de La Habana a causa del fallecimiento del dictador Fidel Castro, tras este suceso, las autoridades le fabricaron un supuesto delito de atentado para enjuiciarlo.

Según el ingeniero y miembro del MCL, Carlos Payá, no hay que agradecerle nada al régimen cubano por la liberación condicional del doctor Cardet, puesto que nunca debió ir preso.


El congresista estadounidense de origen cubano Mario Díaz-Balart, declaró en Twitter, que el proceso contra Cardet es «solo un atroz ejemplo de los abusos a los derechos humanos en Cuba».