Mark David Chapman, el asesino de John Lennon solicitará este mes a las autoridades estadounidenses por décima vez, que le concedan la libertad condicional.


Según Efe, Chapman de 63 años lleva pidiendo la libertad desde hace 18 años cuando cumplió 20 años tras las rejas, por haber matado a tiros al ex miembro de la banda The Beatles en 1980.

Por dicho crimen fue condenado a un mínimo de 20 años y un máximo de cadena perpetua, el asesino permanece recluido en una prisión de alta seguridad de Wende, Nueva York.

La Junta de Libertad Condicional del estado reconoció en esas ocasiones que el homicida tiene un historial penitenciario “limpio” desde 1994, pero que también actuó con premeditación y en busca de “celebridad”, por lo que ponerlo en libertad estaría “contra la ley”, apunta Diario de Cuba.

De acuerdo al medio Aol, el próximo proceso de entrevistas se celebrará la semana del 20 de agosto, cuando la junta estudie los casos de decenas de presos.


En los últimos meses el Estado ha decretado la libertad condicional a asesinos de policías y niños, a los que se les había denegado esa opción con anterioridad, recoge el diario Daily Mail.

En el año 2010, transcripciones de una entrevista de Chapman arrojó que el criminal tenía una “lista” de varias celebridades como posibles víctimas, pero Lennon le pareció más accesible que los demás.

Chapman dijo en 2009 que había tomado “una horrible decisión al acabar con la vida de otro ser humano”.

“Creí que matando a John Lennon me convertiría en alguien, y en lugar de eso me convertí en un asesino, y los asesinos no son nadie”, añadió.

Yoko Ono la viuda de Lennon ha enviado cartas anteriormente pidiendo que el asesino del ex beatle no sea liberado, exponiendo que teme por su seguridad y la de su familia.

(Con información de Diario de Cuba)