El hombre agredido brutalmente por un policía en un Walmart de Jacksonville el pasado domingo es de origen cubano, según reveló el periodista Juan Manuel Cao de AmericaTeVe.


El hombre, identificado como Yoel Rodríguez de 43 años, fue arrestado luego del incidente que tuvo lugar en el Walmart de River City Marketplace en Jacksonville, Florida.

Fuentes preliminares dijeron que el incidente sucedió porque a Rodríguez y a su familia se le pedía abandonar el Walmart que estaba cerrando, pero por no entender el idioma no cumplieron las indicaciones, y un oficial se acercó a expulsarlos. Videos del incidente se han hecho virales en las redes.

Juan Manuel Cao reveló que tanto Rodríguez, ciudadano estadounidense, y su esposa, residente de origen colombiano, fueron inicialmente confrontados por un empleado que les dijo que debían abandonar la tienda.

Rodríguez fue quien pidió que llamaran a la policía, según Cao, pero el diálogo con el oficial que se presentó escaló rápidamente y se volvió violento.


El oficial luego trata de agarrar el brazo de Rodríguez en un aparente intento de detenerlo, el video muestra, pero Rodríguez se aleja y empuja el brazo del oficial. El oficial intenta agarrar a Rodríguez nuevamente y una vez más Rodríguez se aleja.

Al traducir este video, Rodríguez le dice al oficial en español: «Déjame ir, no me toques».

Es entonces cuando el oficial golpea a Rodríguez en la cara varias veces, tirándolo al suelo y ensangrentando su rostro mientras su esposa grita en el fondo.

Después de una lucha, Rodríguez es esposado mientras su esposa tira de los brazos del oficial.

Rodríguez, fue arrestado por agredir a un oficial y resistir el arresto; y se le impuso una fianza de $ 7,500 el lunes por la mañana.

Rodríguez no tiene arrestos previos en el condado de Duval, de acuerdo con una búsqueda en los registros judiciales locales.

Steve Zona, presidente de la Orden Fraternal de Policía de Jacksonville, emitió un comunicado:

«Está muy claro que el acusado en este caso no solo golpeó el brazo del oficial sino que se alejó activamente y se resistió al oficial», escribió Zona. «Estamos agradecidos de que el oficial haya podido superar la resistencia y evitar lesiones graves al acusado, lesiones a sí mismo o lesiones a personas inocentes».