El científico cubano Ariel Ruiz Urquiola fue puesto en libertad este martes bajo una “licencia extrapenal”, recoge Diario de Cuba.


El biólogo tiene la disposición de seguir luchando por los derechos de otros presos que están encarcelados injustamente, y a seguir abogando por las cuestiones ambientales.

“Muchas gracias por la solidaridad (…), porque gracias a ella ha sido posible que haya obtenido mi libertad con una licencia extrapenal”, declaró Ariel.

“Me siento bien, tengo todos los parámetros fisiológicos normales como los de una persona sana, a pesar de los 16 días sin ingerir alimentos ni agua por vía oral”, comentó.

“Voy a tomarme unos pocos días en familia, voy a meditar, voy a tramitar la meditación diáfana en otro tipo de atmósfera nada hostil, y quiero poner en orden todos mis pensamientos y todo lo sucedido, obviamente para continuar peleando por mis derechos cubanos que son inalienables, por los de otros presos que están injustamente presos y por supuesto por los derechos de la naturaleza que es para lo que estoy absolutamente capacitado”, agregó Ruiz Urquiola.


El Doctor en Ciencias Biológicas fue sentenciado a un año de prisión por un delito fabricado de “desacato”.

Sus familiares denunciaron que el proceso contra el biólogo, estuvo colmado de irregularidades, y que el fin del mismo, era confiscarle la finca de Viñales, en la que el científico desarrolla un proyecto ecológico, que ha incomodado a las autoridades.

Ruiz Urquiola dijo no podría por el momento volver a su trabajo en el campo, pero se mostró entusiasmado, y aseveró: “pero estoy vivo, camino por mis propios pies, no necesito que nadie me de la mano para caminar. Regresaré sin lugar a dudas (…) algo sucederá, pienso que sea positivo, sino pereceré en la lucha, pero lo que uno no puede es dejar de luchar por sus derechos y por la justicia”.

Ariel había sido trasladado por las autoridades a una sala civil del hospital donde estaba ingresado en Pinar del Río, el científico estuvo sin comer nada y tomar ni siquiera agua desde el 17 de junio pasado en protesta por su situación, y preocupado por su hermana paciente de cáncer, que necesita medicamentos para sobrevivir, detalla el mismo medio.

Amnistía Internacional lo declaró presa de conciencia, y los cubanos llevaron a cabo una gran campaña mediática, que culminó con su liberación.

El Departamento de Estado de EEUU había pedido la liberación inmediata de Urquiola, así como Luis Almagro, secretario general de la OEA.

(Con información de Diario de Cuba)