Venta de productos agrícolas en Cuba/Imagen tomada de Granma

El régimen sigue usando estrategias para intentar aplacar el descontento del pueblo cubano, según una medida anunciada por el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) en su Resolución 320, el tope de precios impuesto con la Tarea Ordenamiento ha quedado sin efecto, reportó Diario de Cuba.

El anuncio fue publicado en la Gaceta Oficial No. 68 Extraordinaria del 30 de julio de 2021.


Esta medida de tope de precios había entrado en vigor en abril pasado, cuando el castrismo impuso precios topes a los campesinos que comercializaban sus productos en los mercados agropecuarios.

Según el MFP, el objetivo de la decisión es «reconocer los costos actuales de los productores agropecuarios y estimular el incremento de la producción agropecuaria» y persigue «crear mejores condiciones para la concertación de precios y contratación que se realiza a los productores, tanto para el consumo social como para su venta en el mercado minorista».

La resolución también dejó sin efecto los precios topados de hasta dos veces sobre los establecidos en julio de 2019, sin embargo esclarecieron continuarán enfrentando «los precios abusivos y especulativos».

No obstante, pese a las nuevas disposiciones, «se mantienen vigentes los precios minoristas centralizados de productos agropecuarios que se expenden para las dietas médicas, los precios por los servicios del sistema de atención a la familia y los comedores obreros, en aras de proteger a las personas que acceden a los mismos».


Asimismo la resolución 321/2021, publicada en la Gaceta del 30 de julio, «exonera hasta el 31 de diciembre de este año del pago de impuestos de Aduana a la empresas estatales autorizadas a importar por encargo de negocios privados y cooperativas no estatales».

La dictadura busca nuevamente hacer ver que habrá una flexibilización, cuando en realidad este cambio es solo aparente, y detrás de bambalinas seguirá atropellando al pueblo.

Hay que recordar también que hay decenas de jóvenes inocentes tras las rejas, tras haberse manifestado pacíficamente el pasado 11 de julio, exigiendo «libertad», así como cientos de presos políticos que llevan meses y años de injusta condena reclamando lo mismo.