Este miércoles 11 de mayo, Carlos Massola, actor cubano, dio a conocer la muerte de un ser querido en la explosión del Hotel Saratoga el pasado viernes, en La Habana.


 Según declaró el actor en el programa de “La Casa de Maka”, se trata de Juan Carlos Díaz Álvarez, de 55 años de edad, su primo.

“El edificio donde él vivía, que era contiguo al Saratoga, pared con pared, yo recuerdo que de niño yo iba ahí, subíamos a la azotea y gritábamos al Hotel Saratoga. Son recuerdos muy fuertes que tengo”, contó con gran afectación por el dolor que le causó.

“Todo eso se fue abajo. Fue un soplido. Yo estaba en mi casa con mi mamá sentí la tremenda explosión”, contó el artista que además agrega que el edificio del hotel estaba en muy buenas condiciones a pesar de estar en La Habana Vieja.

“Yo pienso que él cayó junto con el desplome. Él era el manager de ese edificio. Era un tipo muy querido. Un tipo de 55 años que ni lo parecía. Tenía su apartamento muy equipado. Es muy doloroso que las personas paguen por la explosión de ese edificio”, dijo muy sentido.

“Gracias por solidarizarse conmigo”, dijo el actor Massola a las personas que se han interesado por él, enviándole condolencias por su pérdida.


La explosión en el Hotel Saratoga ocurrida el 6 de mayo en el municipio capitalino de La Habana Vieja, provocando decenas de personas fallecidas, heridos y la destrucción de gran parte del edificio.

Según declaración del gobierno cubano la causa de la explosión fue debido a un escape de gas, cuando un camión cisterna recargaba el depósito del Hotel.

En el día de ayer martes 10 de mayo el MINSAP dio a conocer tres nuevos fallecidos, siendo hasta el momento 43 personas que han perdido la vida a consecuencia de la explosión del Saratoga.

Luis Carlos Guzmán, J’ del Cuerpo de Bomberos de Cuba, explicó que en estos momentos las operaciones de rescate están dirigidas a las áreas comunes, incluyendo el área de la cocina-comedor. Aún no se han localizado tres trabajadores del hotel.

En el accidente ocurrido en el Saratoga se encuentran personas fallecidas y heridas que eran trabajadores del hotel y también ciudadanos que pasaban cerca en el momento de la explosión, incluyendo una turista española de 28 años de edad, identificada como Cristina López-Cerón.