EEUU podría tener cientos de millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 en 2021, según Fauci/Imagen de archivo

El Doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas ha ofrecido una perspectiva optimista, y ha asegurado que EEUU podría tener cientos de millones de dosis de vacunas contra el coronavirus aprobadas para el próximo año, informa Business Insider.


La buena noticia es que compañías farmacéuticas van a avanzar este mismo verano probando sus vacunas contra el Covid-19 en miles de personas.

En la primera semana de julio Moderna tiene previsto comenzar a probar su vacuna en 30.000 humanos.

Según Fauci, se trata de poner en marcha la fase tres del proceso de desarrollo clínico, la última etapa antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentoss de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), apruebe la vacuna.

Una vez que Estados Unidos obtenga la aprobación de la FDA, comenzará a producir las vacunas en masa para poder distribuirlas lo más rápido posible.


El especialista estadounidense adelantó que empezarán a fabricar dosis de vacunas «mucho antes de saber si la vacuna funciona», el objetivo es que en noviembre o diciembre ya podrán saber si la misma es eficaz contra el virus.

Para esa fecha, declaró Fauci, Estados Unidos debe «tener cerca de 100 millones de dosis. Y para principios de 2021, esperamos tener un doscientos millones de dosis», puntualizó.

Finalmente Fauci añadió un poco de escepticismo científico, y dijo que no obstante «nunca hay garantías, nunca, de que vas a obtener una vacuna efectiva».

Lo que sucede es que a los investigadores les faltan dos datos importantes sobre la inmunidad del Covid-19, los científicos aún no saben si todas las personas que se infectan desarrollan inmunidad, y cuánto tiempo dura la misma.

Fauci explicó que existen «casos de personas que claramente han pasado la infección y la prueba de anticuerpos salen negativas».

El experto indica que hay probabilidades de que esas personas cuenten con recuentos de anticuerpos demasiado bajos para que los detecte una prueba.

Pero no queda suficientemente claro si esa persona quedará protegida ante alguna reinfección.

Existen también otros casos de pacientes que muestran altos niveles de anticuerpos, una vez que se han recuperado.