Luego de un largo proceso judicial, el periodista independiente Serafín Morán obtuvo finalmente el asilo político en Estados Unidos.

A sus 40 años en el currículum de Morán cuenta haber realizado reportajes para diferentes organizaciones opositoras cubanas, colaboraciones con Univisión, CubaNet, Telemundo, Radio Martí, e Hispanopost, el periodista cubano entregó a las autoridades estadounidenses al cruzar la frontera pruebas de la constante represión que sufrió en la Mayor de las Antillas, sin embargo estuvo seis meses detenido en el centro de detención migratoria de Pearsall, Texas.

Serafín ha sido víctima de agresiones personales, hostigamiento, múltiples detenciones, secuestro y tortura por su labor periodística en la Isla.

Morán pudo obtener el asilo gracias a la colaboración de diferentes grupos que incluyen varios medios de prensa, organizaciones no lucrativas como American Gateways, y la ayuda probono de un equipo legal de la firma Ballard Spahr.


Debido al «riesgo que correría su vida ante una deportación» a Cuba, Reporteros sin Fronteras (RSF) y Fundamedios USA se movilizaron ayudando en su caso, así como también la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), y la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR).

(Con información de CubaNet)