Actualidad Política

EEUU excarcela a Ana Belén Montes, exagente de inteligencia del Pentágono que espíaba para la dictadura cubana

EEUU excarcela a la estadounidense Ana Belén Montes, exagente de inteligencia del Pentágono que espiaba para la dictadura cubana/Imagen tomada de Martí Noticias y archivo

Liberada ayer viernes 6 de enero, la ciudadana estadounidense Ana Belén Montes, quien desempeñándose como agente de inteligencia del Pentágono, espió para la dictadura de La Habana durante casi 17 años.

Esta mujer reclutada por Washington, fue entrenada en Cuba, era una verdadera creyente en la revolución de Fidel Castro, y reconoció antes de ser condenada en 2001, que se oponía profundamente a los esfuerzos de Estados Unidos, por derrocar a los sandinistas en Nicaragua, y contra el régimen de la Mayor de las Antillas.


«Me sentí moralmente obligada a ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos por imponerle nuestros valores y nuestro sistema político», llegó a confesar.

Montes fue arrestada con 45 años de edad, diez días después de los ataques a las torres gemelas de Nueva York y poco antes de que Estados Unidos invadiera Afganistán, precisó OnCuba News.

Expertos revelaron a Martí Noticias, que esta espía que salió cinco años antes de cumplir con su sentencia total, merecía cadena perpetua o pena de muerte.

«Fue traidora favoreciendo a uno de los peores dictadores, quizás el peor que ha tenido este hemisferio», señaló Alberto Milián, ex oficial de contrainteligencia militar de EEUU, refiriéndose a Castro.

«Francamente merecía cadena perpetua o pena de muerte», añadió.


Por su parte, Cris Simmons, ex oficial de inteligencia de Defensa norteamericano, dijo estar «decepcionado» porque habían presionado para que se aplicara la pena de muerte.

Simmons aclaró que no está a favor de la pena de muerte, pero con Montes haría una excepción.

Se supo que Ana Belén Montes trabajaba para La Habana desde 1985, cuando se insertó en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), ya en ese tiempo recibía mensajes codificados de la dictadura a través de una radio de onda corta en forma de series de números.

La mujer de origen puertorriqueño fue acusada también de facilitar a Castro la identidad de cuatro espías estadounidenses, así como otra información clasificada.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *