Wall Street Nueva York. Foto: Pixabay

Aunque la economía estadounidense, según algunos expertos muestra signos de fractura, el mercado laboral sigue manteniéndose sólido. En el mes de agosto los empleadores lograron agregar 130,000 nuevos puestos de trabajo, por lo que la tasa de desempleo se mantuvo estable en 3.7%, recoge Local 10 News.


La economía ha ganado empleos durante 107 meses consecutivos, pero el ritmo de contratación se ha desacelerado recientemente.

Estados Unidos ha agregado un promedio de 158,000 empleos en 2019, en comparación con 223,000 empleos en promedio el pasado año.

Los salarios crecieron a un saludable 3.2% durante el 2018, algo mejor de lo que esperaban los economistas y podría ayudar a la inflación, que se ha mantenido obstinadamente baja.

La tasa de desempleo afroamericana cayó drásticamente a 5.5% desde 6%. Ese fue un mínimo histórico para los datos, que se han recopilado desde 1972. La disminución fue liderada por una fuerte caída en la tasa de desempleo de las mujeres negras. Y el desempleo hispano cayó a 4.2% de 4.5%.