Durante los últimos 22 años, las autoridades estadounidenses han cumplido estrictamente con la entrega de las 20 mil visas a inmigrantes cubanos, sin embargo con la reducción de personal diplomático en la Embajada de EEUU en La Habana existen dudas al respecto.

Un alto funcionario del Departamento de Estado declaró a Martí Noticias: “Hacemos todos los esfuerzos para cumplir con ese compromiso cada año.
Debido a la importante reducción de personal en la Embajada estadounidense en La Habana como consecuencia de las amenazas [a la salud] a nuestros diplomáticos, esperamos enfrentar significativos desafíos para cumplir ese compromiso en el año fiscal 2018”.

De acuerdo al funcionario Estados Unidos, durante los años fiscales 2016 y 2017, entregó el mínimo de 20 mil visas a ciudadanos cubanos residentes en Cuba, con vistas a asegurar una inmigración legal y ordenada desde la Mayor de las Antillas.

Washington y La Habana tienen prevista una nueva ronda de conversaciones migratorias la próxima semana, ante el desafío que significa para EEUU cumplir con el acuerdo este año, ya que el año fiscal en curso culmina el próximo 30 de septiembre.


El pasado diciembre, el tema de las 20 mil visas para ciudadanos cubanos ocupó las discusiones de la ronda de conversaciones migratorias bilaterales, celebrada en la capital estadounidense. Los representantes del Gobierno cubano instaron a las autoridades norteamericanas a cumplir con el compromiso vigente, acota Martí Noticias.

El Buró de Asuntos Consulares del Departamento de Estado le confirmó a Martí Noticias, que la semana próxima Cuba y EEUU tienen su próxima ronda de conversaciones migratorias.

Datos del pasado año indican que el Departamento de Estado entregó 9,453 visas de inmigrante a ciudadanos cubanos, de ellas, 4,264 a familiares cercanos bajo reclamación, 4,791 a familias con patrocinio y 383 a ganadores de la Lotería de Visas.

La cifra no puede confundirse con la suma total de 20.000 documentos de viaje que la sección consular de EEUU otorgó bajo los acuerdos migratorios entre ambas naciones, dicho acuerdo se cumplió a través de los beneficiarios del Programa de Reunificación Familiar (CFRP), los casos de refugiados políticos, los familiares cubanos que recibieron asilo en territorio estadounidense, las visas de noviazgo, y los cónyuges e hijos reclamados bajo el Programa de Parole para Médicos Cubanos, eliminado por la administración Obama en los últimos días de su mandato.

Tras la crisis de los balseros en 1994-1995, EEUU y Cuba establecieron acuerdos migratorios, que fijaron una cuota anual de 20.000 visas para inmigrantes cubanos; el Gobierno estadounidense asevera que el compromiso se ha cumplido rigurosamente cada año fiscal.

Sin embargo, por vez primera en 20 años, el acuerdo pudiese llegar a incumplirse a causa de los obstáculos que enfrentan los servicios consulares en La Habana.

El director del Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), Jorge Duany piensa que el recorte sustancial del personal en la Embajada de EEUU en la capital cubana, a raíz de los ataques acústicos a 26 funcionarios norteamericanos, provocará que de manera probable no se cumpla con la cuota de 20 mil visas para inmigrantes cubanos, puntualiza el medio de Miami.

“Junto con la caducidad de las visas de entradas múltiples en los próximos meses, otorgadas a cubanos residentes en la isla, y el cese de la política de ‘pies secos/pies mojados’, en enero de 2017, el deterioro de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos producirá un estancamiento en el número de cubanos que puedan viajar a Estados Unidos, ya sea de visita o para residir permanentemente aquí”, explicó el académico de FIU.

Cuando EEUU el pasado año suspendió de manera indefinida la entrega de visas en La Habana, y trasladó el proceso migratorio a la embajada de EEUU en Bogotá, Colombia, se atendieron entonces más de 2.800 casos entre enero y marzo.

Al detenerse el procesamiento de visados en Colombia en el tercer mes del año, se asignaron los casos a Guyana, que comenzaron a ser procesados en el sexto mes, junio.

Willy Allen, abogado de inmigración en Miami expresó: “Es una situación preocupante. Desde que empezó este año fiscal prácticamente no se han entregado visas de reunificación familiar y esto no solo pone en peligro el acuerdo de las 20 mil visas, sino el flujo estable de la inmigración legal desde Cuba”.

Según Duany, es aun temprano para predecir las consecuencias a largo plazo de esta situación, pero momentáneamente se observa que “las cifras oficiales reflejan una contracción significativa en el movimiento migratorio desde Cuba a Estados Unidos, tanto por medios legales como clandestinos”.

Cientos de cubanos se han visto obligados a viajar y permanecer en Colombia y Guyana por varios días para tener la oportunidad de procesar su visa de inmigrante, lo que implica grandes gastos en hospedaje, y estudios médicos.

Martí Noticias añade que el Departamento de Estado Estado y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) están aún haciendo los ajustes para procesar las solicitudes bajo el Programa de Reunificación Familiar, establecido en el 2007; y detenido de manera oficial en noviembre de 2017; el programa para refugiados políticos cubanos también se encuentra detenido.

De acuerdo al funcionario comunicaran cualquier plan a futuro “tan pronto haya una decisión”.

(Con información de Martí Noticias)