Buque petrolero/Imagen tomada de Twitter

EEUU deporta a la Isla a dos balseros cubanos que recogió la Guardia Costera el pasado jueves 22 de abril, a bordo de un buque petrolero al sudoeste de Marathon, Florida.

El buque STI Brixton rescató a los migrantes isleños al verlos agitando los brazos desde una balsa rústica en el mar abierto.


Al menos 195 cubanos han sido interceptados en aguas de la Florida, desde el 1 de octubre de 2020, en comparación con 5.396 migrantes cubanos en el año fiscal 2016, 1,468 migrantes cubanos en el año fiscal 2017, 259 migrantes cubanos en el año fiscal 2018, 313 migrantes cubanos en el año fiscal 2019, y 49 migrantes cubanos en el año fiscal 2020.

El oficial de la Guardia Costera estadounidense James Rimmele, recordó que «tratar de ingresar al país de esta manera no solo es ilegal, es peligroso».

«No vale la pena correr el riesgo de sumergirse en el dinámico entorno del mar sin estar preparado», añadió.