EEUU crítica el viaje de los Reyes de España a Cuba en momentos donde se ha recrudecido el sistema represivo del régimen (Imagen de archivo)

El Gobierno de Estados Unidos asegura el régimen de La Habana hará un show propagandístico, a propósito de la visita de los Reyes de España a Cuba, que según Jon Piechowski, subsecretario adjunto del Departamento de Estado para América Latina, ofrecerá un resquicio para que el castrismo se siga legitimando en plena oleada represiva contra la sociedad civil cubana, reportó Diario de Cuba citando reporte de ABC.


Felipe VI y Doña Letizia, por decisión del Ejecutivo en funciones visitarán la Isla el próximo 11 de noviembre, y de acuerdo a informes de la Casa Real, los monarcas no contemplan ningún encuentro con la disidencia cubana en su agenda en el país caribeño.

«Entiendo por qué para España el quinto centenario de La Habana es algo importante. A la vez, hay que reconocer que para el régimen comunista de La Habana esta es una oportunidad de montar un espectáculo propagandístico, de fingir una legitimidad que no tiene. Y yo creo que es algo que hay que subrayar», expresó el alto funcionario estadounidense.

Jon Piechowski expuso que EEUU cree que si hay altos funcionarios en Cuba, sin importar el país, «pero sobre todo de países democráticos como España, es importante que esos oficiales hablen y traten con los activistas opositores cubanos que están realmente trabajando bajo una amenaza real y una represión real, para mostrar su solidaridad».

«Es importante y no importa de qué país sea o qué cargo uno ostente (…) que haya ese contacto con los disidentes, porque la realidad cubana es mucho más de lo que presenta el régimen comunista», añadió.


A propósito de la inquietud entre empresarios españoles por la entrada en vigor del Título III de la Ley Helms-Burton, Piechowski recordó que las propiedades que hoy explotan las compañías extranjeras «fueron confiscadas en algún momento dado. Quiere decir que el propietario perdió lo que tenía porque se lo quitó el régimen cubano. Y hay algo en eso que no es nada justo».

El subsecretario adjunto para América Latina opina que «la Ley Helms-Burton tiene bastantes provisiones para llegar a arreglar el tema», pero afirma que las empresas «que se benefician de esas propiedades tienen que reconocer por lo menos que lo que tienen es de origen injusto».

EEUU parte de que «las confiscaciones masivas que se practicaron en Cuba ahora permiten que empresas de todos los países que tengan intereses allá en Cuba se puedan aprovechar y puedan ganar mucho dinero», sostuvo.

Piechowski también indicó que el Gobierno norteamericano sigue «muy de cerca» el caso de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) encarcelado hace más de un mes en una prisión en la Isla, cuyo paradero se desconoce.

Asimismo reveló que la administración de Donald Trump busca restringir las fuentes financieras que tiene el régimen, para evitar más enriquecimiento de los gobernantes que luego reprimen al pueblo.

Para EEUU la «presión es solo una herramienta» para alcanzar un mejor futuro y libertad para los cubanos, agregó.

«…Esa es nuestra meta, conseguir que las condiciones para el pueblo cubano sean más libres, que tengan más oportunidad económica y que los cubanos puedan gozar plenamente de sus derechos humanos y que puedan reivindicar la dignidad que todos tenemos», aseguró.