En el barrio de Managua, en el municipio Arroyo Naranjo de La Habana, tuvo lugar en la noche del domingo un crimen pasional, cuando un hombre apuñaló a su ex esposa y asesinó a otra compañera de trabajo.

La mujer fallecida fue identificada como Olga Naranjo, de 47 años y la ex mujer del asesino como Gretel Guzmán Ponce, de 42 años. Ambas se encontraban en su puesto laboral en una cafetería particular ubicada en la intersección de Calzada de la Managua y la carretera Santiago de las Vegas-Cuatro Caminos.

Un tercer joven, que también trabajaba en la cafetería y quien se identificó como Leandro, dijo a las autoridades que el hecho ocurrió cerca de las 9:30PM, cuando el sujeto cruzó las cercas del lugar.

Según Leandro, Guzmán recibió dos puñaladas pero consiguió brincar el mostrador y escapar. Sin embargo, Naranjo intentó huir por la salida donde se encontraba el asesino y este la sujetó por los cabellos y la apuñaló múltiples veces en el cuello y el abdomen.

Según Marisol Ponce, prima de Guzmán, el autor del crimen “ya había intentado matarla porque quiso dejarlo, pero tras la denuncia le pusieron una fianza de 2 500 pesos y lo soltaron a esperar el juicio en la casa”.


El sujeto, de 40 años, fue identificado como Belexis Saborit Verdecia, y ya había sido denunciado por su ex esposa por “intimidación y lesiones”.

Cerca de las 11:00PM, una patrulla detuvo finalmente a Saborit, quien se escondía cerca del policlínico del municipio y portaba aún el arma blanca.

Según se ha informado a las autoridades, dos parejas anteriores de Saborit también habían sufrido violencia extrema por motivos pasionales.