Ante el déficit de viviendas en Cuba, y la falta de respuesta del Gobierno cubano para este flagelo, dos madres cubanas decidieron buscar un lugar donde estar, “los refugios construidos en los años 80 para la supuesta guerra con los Estados Unidos”.

Ambas mujeres de Artemisa, viven en condiciones infrahumanas desde hace años, y el régimen cubano no halla la solución para sus problemas, como sucede con otros tantos cubanos que padecen el mismo desamparo.

Una de ellas contó que vive en el refugio, desde el huracán Charly, “tengo tres hijos aquí, nacidos y criados en el refugio”.


“Yo vivo hace aproximadamente siete años, porque la niña estaba recién nacida ya”, relató la otra mujer.

Según cuentan no tienen baños, solo letrinas, no hay agua, han ido trabajadoras sociales y personas de la vivienda, las quieren sacar de allí, pero ellas dicen que a la calle no se van a ir.

Una de las madres, tiene cuatro hijos, dos de ellos están enfermos, la niña de siete años, y un bebé, a causa de la enfermedad de los niños creyó que iba a existir alguna solución gubernamental.

Las mujeres son mensajeras, buscan los mandados de la bodega a las personas, y de ahí sacan el sustento para sus hijos.

(Con información de Martí Noticias)