El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmo una orden ejecutiva que prohíbe financiar con dinero oficial a cualquier entidad extranjera que realice abortos y difunda información sobre esa práctica.

Esta medida existía desde el 1985, con Ronald Reagan en la Casa Blanca pero fue suspendida por Obama y ahora vuelve estar efectiva con Donald Trump.

El decreto “finalizará el uso de dólares de los contribuyentes para financiar abortos en el extranjero”, según explicó el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en una rueda de prensa. “El presidente ha sido muy claro de que es un presidente próvida, la restauración de esa política refleja ese valor”.

La firma este decreto presidencial viene un día después que millones de mujeres marcharon en todo Estados Unidos para protestar contra la presidencia de Donald Trump.