Donald Trump juro como presidente y se convirtió en el mandatario número 45 de Estados Unidos, cargo que ocupara por los próximos 4 años.

En la ceremonia habían cerca de 1 millón de estadounidense en su mayoría blancos. Según medios de prensa habían muy pocos hispanos y afroamericanos.