Doctora cubana residente en Brasil denuncia: «Mi madre llegó con Covid-19 de La Habana»/Captura de pantalla

La doctora cubana Tatiana Paula Peñalver Peñalver denunció en redes sociales que su madre Cecilia Peñalver Rodríguez llegó a Brasil, país en el que ella reside con Covid-19 «de La Habana» el pasado 20 de diciembre de 2020.


Peñalver responsabiliza al Estado cubano por «genocidio» y «total abandono de los adultos mayores».

Según la médico, su madre, anciana de 76 años obesa, con diabetes, entre otras patologías, fue maltratada en el Aeropuerto Internacional José Martí de la capital cubana, luego en el vuelo de Copa Airlines tampoco la atendieron de acuerdo a sus necesidades como impedida física, ya que no podía caminar.

Peñalver Rodríguez llegó a Brasil con los primeros síntomas del virus, asegura su hija, que culpa al Gobierno cubano de ocultar información relacionada con el Covid-19.

Desmintiendo la propaganda del régimen, la doctora contó que su madre fue atendida excelentemente por un hospital de Salud Pública en Brasil, donde ella trabaja.


Allí la señora estuvo hospitalizada, «luchando como toda una guerrera», y muere un día después de su cumpleaños, el pasado 27 de enero.

Tatiana Peñalver quiso dar toda explicación, puntualizó porque se la debe a todas las personas que le hicieron llegar sus condolencias, y «al pueblo de Cuba en general».

La médico instó a los cubanos a no quedarse más callados, a denunciar «al sistema genocida y fascista» denominado «revolución cubana».

«Hoy yo estoy llorando mi madre, mi dolor…defiende tu libertad por sobre todas las cosas, hazlo cubano, hoy yo lloro a mi madre, mañana vas a llorar a la tuya, vas a llorar a tu hijo…golpeado en la calle como esos jóvenes del 27N, del Movimiento San Isidro, que están simplemente defendiendo su derecho ciudadano», expresó.

«Lucha cubano por tu vida no puedes dejarle eso a tus hijos y a tus nietos, llénate de coraje una vez en la vida y se capaz de defender tu libertad, y sobre todas las cosas algo que ha perdido el cubano, tu dignidad», reiteró.