Miles de personas continúan pidiendo asilo político en Estados Unidos, y aunque el Fiscal General anunció los requisitos para recibir refugio en el país serían más severos, Lee F. Cissna, director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) dejó claro que cualquier persona que pueda demostrar que está siendo amenazada en su país puede calificar, recoge Telemundo Dallas.


“Nosotros entrevistamos a las personas y si vemos que en verdad tienen miedo de regresar a su país, y pasan esa revisión entonces quizás su caso pueda ser presentado ante un juez”, comentó el director de USCIS.

El funcionario indicó que en los últimos meses se ha visto un incremento notable de solicitudes de asilo, y que en estos momentos, la mayoría proviene de Venezuela, nación en crisis económico-político-social, por el recrudecimiento de la dictadura de Nicolás Maduro.

También los cubanos siguen llegando a la frontera, pese al cese de la política pies secos/pies mojados, derogada en enero del pasado año; hace algunas semanas atrás un grupo permanecía esperando su oportunidad en la frontera con México, aunque no se ha sabido más de este grupo de antillanos, en aquel momento las autoridades explicaban los centros de detención estaban llenos.


Aunque hay más de 300.000 casos pendientes, USCIS hará todo lo posible por hacer el proceso de solicitud de asilo más rápido, y “nadie se quede esperando meses o años” sin respuesta.

Sin embargo un abogado, teme que esta opción pueda verse afectada a corto plazo, según indica por el mero hecho de que las personas entren ilegalmente, es decir que no entren por el puerto de entrada, esto ocasionaría no les den una fecha de audiencia para solicitar el asilo.

De acuerdo a las oficinas de inmigración cada caso será revisado cuidadosamente.

(Con información de Telemundo 40 Dallas)