Directivo de Etecsa que abusó sexualmente de una menor de edad en Cuba, fue acusado hace más de dos años y no ha ido a juicio/Imagen tomada de Derecho Ecuador

El directivo del monopolio de telecomunicaciones ETECSA, Tomás Ávila Milián está en libertad, luego de que abusó sexualmente de una menor, hace dos años y tres meses en la Isla.

Edith La Rosa Cárdenas, madre de la niña pide se haga justicia, luego de que este martes 24 de agosto se suspendiera por segunda vez el juicio en contra del acusado, la primera vez que el Tribunal lo suspendió fue en marzo de 2021, reveló la activista Marthadela Tamayo.


A continuación el post que publicó Tamayo en redes sociales, sobre el caso de la menor que fue abusada a los once años de edad:

Edith La Rosa Cardenas es una madre cubana que busca justicia ante el abuso lascivo sufrido hacia su hija menor de 13 años, que con sólo esta corta edad ya conoce de la maldad humana. Hace dos años y tres meses de larga espera desde que Edith denunciara el caso en la estación de la policía de Matanzas, cuando la niña tenía solamente 11 años.

La semana pasada se le anuncio a la familia de la menor que este próximo viernes 27 de agosto 2021 sería el juicio, pero ayer martes 24 de agosto se le hizo una llamada desde la Fiscalía para comunicarle que estaba suspendida la vista hasta nuevo aviso. Es la segunda vez que se suspende el juicio la primera vez fue el día 7 de marzo de este año.

La respuesta esta vez hacia Edith es que falta una persona que debe estar presente en el juicio y en estos momentos se encuentra fuera del país. Para Edith lo más importante en este tiempo es que se haga justicia antes este hecho cometido hacia su pequeña y como bien ya ha expresado en otras ocasiones encontrar fuerzas para estar al lado de su hija, apoyarla, ayudarla y animarla para que continue con una sonrisa en su carita, y que siga con los sueños como tiene cada niña a su corta edad.


Los niños y las niñas no se tocan, no se maltratan, no se violan, no se les abusa. Exigimos que se haga justicia antes este caso y antes todos los casos de violencia de género y todos los feminicidios que han ocurrido en estos tiempos, los cuales venimos denunciando constantemente.

Ávila Milián era el cuñado de la pareja de la madre de la niña, es común que en casos de abusos sexuales los criminales sean personas allegadas a la familia.

«En ese proceso hay negligencias porque el Estado no actuó diligentemente. No es el único caso. En primer orden las víctimas no tienen acceso a justicia porque no acceden al proceso penal y eso garantiza, en este caso, la impunidad del agresor», dijo en marzo la abogada Laritza Diversent, directora ejecutiva de Cubalex.

«El gobierno está mandando un mensaje claro: los agresores pueden abusar o violar que quedarán impunes», añadió.