Díaz-Canel y Raúl Castro inauguran una escuela especial en una antigua residencia de la familia Bacardí (Imagen tomada de Radio Mambí y redes sociales)

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel y el Primer secretario del Partido Comunista (PCC) Raúl Castro inauguraron este martes una escuela para niños discapacitados en Boniato, Santiago de Cuba. El centro escolar se ubica en una antigua mansión de la familia Bacardí, informa Diario de Cuba.


En la comunidad montañosa estudiarán alumnos de las cinco provincias orientales que padecen diversas discapacidades, ha indicado el diario oficialista Juventud Rebelde.

En el acto oficial de inauguración de la escuela que lleva por nombre Amistad Cuba-Vietnam, estuvo presente también Ena Elsa Velázquez, titular de Educación.

Actualmente el centro cuenta con 131 trabajadores que atienden a 78 alumnos, pero tiene capacidad para atender a unos 120 niños con discapacidades físico-motoras, de acuerdo a la prensa estatal.


La escuela está emplazada en lo que fue una casa de campo, propiedad del patriota, magnate e intelectual cubano, Emilio Bacardí.

El también primer alcalde republicano de Santiago de Cuba le regaló la residencia a su esposa Elvira Cape en 1900, en honor a ella la nombró Villa Elvira.

El centro escolar Amistad Cuba-Vietnam cumple una vieja promesa del dictador Fidel Castro, quien hace tres décadas atrás inauguró una instalación similar en La Habana, y anunció que «próximamente» estarían listas sus homólogas para menores de las provincias centrales y orientales.

Sin embargo, treinta años tuvieron que pasar para que esto sucediera, además de habilitar la escuela especial en una propiedad privada confiscada por el régimen cubano a la familia Bacardí hace 60 años.

Mientras la cúpula militar castrista se dedica a construir hoteles de lujo en la capital cubana y en los principales puntos de atracción turística en la Isla, transcurren décadas para que construyan una escuela, a lo largo de la historia el gobierno «socialista» de Cuba se ha dedicado a erigir círculos infantiles y centros de estudios en mansiones robadas, al tiempo que ellos han construido su propia ciudad en Punto Cero, al oeste de La Habana.

Punto Cero fue el lugar donde vivió Fidel Castro, y donde aún reside gran parte de su familia, en más de 70 acres en Jaimanitas, los dueños de la Isla construyeron un vasto complejo de casas, edificios y terrenos que se asemejan a una comunidad cerrada o una base militar.

No obstante, las propiedades de la familia Castro se extienden por todo el país, todas son modernas, de lujo, incluso una de ellas la renta en Airbnb, una de las nietas de Raúl Castro, Vilma Rodríguez, como curiosidad ninguna de ellas es aprovechada para programas sociales.