En la madrugada del viernes llegaron al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, 211 médicos cubanos, luego de que el régimen cubano pusiera fin a su participación en el programa Más Médicos en Brasil, el designado gobernante Miguel Díaz-Canel los recibió en la términal aérea, informa Diario de Cuba.

«Regresan dignos nuestros compatriotas convertidos en más que médicos porque supieron llegar con desinterés, altruismo y con entrega plena a los lugares donde no había asistencia médica, a los lugares donde nadie quería ir para curar y atender enfermedades, y porque fueron capaces de animar el alma de miles de brasileños y dieron la prueba de confianza y el cariño que no habían recibido muchos de ellos en su vida», fueron las primeras palabras del autócrata castrista, citadas por la prensa oficialista en la Isla.

José Ángel Portal, titular de Salud Pública también estuvo presente en el recibimiento de los galenos.

Díaz-Canel agregó que los profesionales de la salud cubanos estuvieron en Brasil «guiados por el humanismo, lo cual no pueden comprender quienes defienden el neoliberalismo y demostraron que un mundo mejor es posible, como pedía y confiaba Fidel».


El mandatario cubano dijo que el arribo de los galenos es también «un homenaje al Comandante en Jefe» en el contexto de la proximidad de la desaparición física del dictador.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba responsabilizó nuevamente al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro por causar el fin de la participación del Gobierno cubano en el programa Más Médicos, y alegó que los pronunciamientos del líder brasileño de derecha fueron «amenazantes y provocadores».

De igual modo prometió a los galenos «nuevas tareas en la Patria y en otras misiones».

Los medios oficialistas silencian las denuncias de miles de profesionales de la salud, que en los últimos días han sido evacuados en el gigante suramericano.

Participantes de Más Médicos denunciaron que personal de la Seguridad del Estado en Brasil, están a cargo de controlar a los galenos, que han recibido órdenes de no viajar fuera del estado en que se encuentran ni salir de los municipios mientras dure la operación de regreso.

El régimen de La Habana quiere hacer control de daños ante la oferta de asilo político de Bolsonaro.