Cuba atraviesa una “compleja coyuntura económica”, reconoce Díaz-Canel (Imagen tomada de Cubadebate)

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, admitió en su discurso en el cierre de la Tercera Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional, que Cuba atraviesa una “compleja coyuntura económica”, recoge Diario de Cuba citando información del sitio oficialista Cubadebate.


El sustituto de Raúl Castro habló de las prioridades absolutas que tiene el país, la primera de ellas, la preparación para la defensa y la segunda la batalla económica.

En el ámbito económico, Díaz-Canel reconoció que la Isla arrastra “los fardos de la ineficiencia administrativa, mentalidad importadora, falta de ahorro y los insuficientes ingresos por exportaciones”, y abordó “las manifestaciones de corrupción y las ilegalidades, inaceptables en la Revolución”.

La planificación de la economía, según el líder comunista, constará de tres etapas, cada una de tres años: 2019- 2021, 2022-2026 y 2027-2030.

Asimismo mencionó que “…la crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los difíciles momentos del Período Especial”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En un contexto de creciente escasez, instó a los cubanos a defender “con disciplina y compromiso las orientaciones” del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Realizó un llamado a poner en marcha con inmediatez medidas económicas pendientes vinculadas a las demandas y necesidades, añadió que se debe reorganizar el comercio interior y el funcionamiento del sistema empresarial cubano, así como “las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias” y al sector privado.

El gobernante acusó a la Administración de Donald Trump del retroceso de las “precarias relaciones bilaterales”, e hizo alusión a la posible entrada en vigor total del Título III de la Helms-Burton, a la cual calificó como “ley de la Esclavitud”.

Para finalmente culpar a EEUU de estrechar el cerco contra la soberanía de Cuba, del recrudecimiento del embargo y de la persecución financiera.

Por último Díaz-Canel pidió a los cubanos “trabajar intensamente” para mejorar los abastecimientos alimenticios, la vivienda y el transporte, así como la calidad de los servicios, ante la crisis de las importaciones y el desabastecimiento.