Calle 8 Miami. Foto: Captura de pantalla Youtube/Cuba en Miami

Un ambicioso plan de revitalización de la Pequeña Habana fue presentado este martes en Miami, informa Local 10 News.


El proyecto aborda la planificación urbana, el diseño arquitectónico y la preservación histórica en el vecindario de la Pequeña Habana.

Según el alcalde de Miami, Francis Suárez, quien describió el plan como el más completo que ha visto incluso cuando se trata de preservar el carácter y la singularidad de la Pequeña Habana, lo que más le gusta del proyecto es que es muy realista y práctico.

«Tiene que ver con los cambios de zonificación, lo que podemos hacer con un golpe de pluma», añadió.

Las representaciones de Plusurbia Design, una firma de planificación local, mostraron planes para 553 acres en la Pequeña Habana, con énfasis en las áreas a lo largo del río Miami.


Los principales puntos del proyecto abordan la identidad, movilidad, construcción de comunidades y naturaleza del vecindario.

Hace cuatro años atrás el Fideicomiso Nacional para la Conservación Histórica catalogó a La Pequeña Habana como uno de los barrios más amenazados de EEUU.

Robert Nieweg, director de campo y abogado de National Trust for Historic Preservation, sostuvo que «La Pequeña Habana es el corazón y el alma de Miami. También es un símbolo de larga data de la experiencia de los inmigrantes y uno de los lugares más esenciales de los Estados Unidos».

Aunque expresó no se puede negar que el vecindario también se enfrenta a una variedad de amenazas, y sus residentes enfrentan desafíos importantes de manera cotidiana, entre ellos enumeró las deficientes viviendas, y los problemas del transporte, así como la falta de espacios verdes, y los precios de las casas y de la renta.

«Queremos asegurarnos de que nuestros vecindarios sean resistentes. Queremos asegurarnos de que podamos mantener a nuestros residentes aquí y que nuestros residentes nunca tengan que irse», comentó Suárez.