Un explosivo fue detonada en un área pública de la embajada de Estados Unidos en Pekín, cerca del complejo principal.


Se pudo ver una pequeña cantidad de desechos en la escena de la explosión, que ocurrió aproximadamente a la 1 p.m. hora local (1 a.m. ET) el jueves. Un área fuera de la embajada en el distrito Chaoyang de la capital china todavía está acordonada por las autoridades.

«Hubo un individuo que detonó una bomba. Además del bombardero, no hubo heridos. La policía local respondió», dijo el portavoz de la embajada de Estados Unidos en un comunicado.

Muchos usuarios en las redes sociales de la capital china publicaron videos que muestran una gran nube de humo blanco que se eleva desde el área alrededor de la embajada.

La policía de Pekín dijo que estaban investigando la explosión el jueves, y agregó que el atacante solo se había lastimado la mano y que su condición no ponía en peligro la vida. «Está hospitalizado y nadie más resultó herido. Su apellido es Jiang, de 26 años, de Mongolia Interior. El caso está bajo investigación», dijo el comunicado.


No se mencionó la Embajada de los Estados Unidos en la declaración policial. La mayoría de las menciones de la explosión han sido estrictamente censuradas y retiradas del sitio de redes sociales de China, Weibo, que incluye una gran cantidad de cuentas personales.

Durante su conferencia de prensa diaria, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, dijo que la explosión fue un «incidente aislado de seguridad». «La policía china lo ha tratado de manera oportuna y adecuada», dijo a los periodistas.

La Embajada de los Estados Unidos en Pekín es una de las más seguras del mundo, con tecnología de punta y una gran presencia de seguridad.