La ciudad de Miami ha informado en un comunicado que el sábado 9 de septiembre de 2017, el Jefe de Bomberos de la Ciudad de Miami, Joseph Zahralban y el administrador de la ciudad Daniel Alfonso fueron «informados de que se había producido un incidente en una de las estaciones de bomberos relacionado con una conducta sexualmente explícita y racialmente ofensiva».


El Departamento de Policía de Miami fue notificado y se inició una investigación interna y exhaustiva. Inicialmente, el personal de esa estación se transfirió a otras estaciones. Luego 11 fueron relevados del deber con sueldo.

«la política de la Ciudad de Miami es proporcionar un lugar de trabajo para todos los empleados que esté libre de intimidación, amenazas o actos violentos. Como resultado, seis miembros del Departamento de Bomberos fueron despedidos» dijo el comunicado.

Las autoridades aseguraron que la investigación continua.