Cubana inválida con unos huesos colgados en su silla de ruedas, lo único que pudieron comprar/Imagen tomada de redes sociales

Extremadamente triste la publicación de una joven cubana en el grupo de Facebook Hakuba, según la isleña identificada como Dayana Silot Piedra, quien mostró una foto de su hermana minusválida, con unos huesos de cerdo colgados en su silla de ruedas, lo único que pudo conseguir en una carnicería de la Isla.


El testimonio de Silot Piedra es doloroso, pero es la pura cotidianidad del cubano de a pie lo que se ve reflejado.

Captura de pantalla

«Esta es la foto que deberían enseñarles a la ONU, para que me diga qué motivos hay de celebración para la alimentación en Cuba. Esa es mi hermana, la que está inválida, a la que deben comprarle huesos. Ahora no solo porque el pollo está en USD, sino también porque el que viene a los puntos es por tiquets, por la libreta. Es un suplicio comprarlos, porque supuestamente a los impedidos no los van a priorizar más», relata.

«Lo que más me entristece, es ver como mi madre se tira en una cama y dice que no va a la cola del pollo, porque la humillación y el maltrato que recibe la van matar del corazón. Yo realmente me doy por vencida», agregó.

Con un duro sarcasmo Dayana contestó a quienes la llamaron abusadora por darle a su hijo arroz con pepino, «ahora le voy a dar sopa de huesos, así que tranquilitos, y no es por falta de dinero es por falta de humanidad y de esa gran democracia y derechos que hay en Cuba», apuntó.


«A mí que nadie me hable una mierda de Revolución, yo me c… mil veces en ella, para que lo sepan está situación la estoy viendo en el Municipio Matanzas…», añadió.

Dayana dijo que no vendería su celular como le han sugerido algunos, ya que esa es su única arma para contar la verdad.

«…Oye tú si quieres seguir comiendo como perro, y viviendo como animal vive tú, y no te metas en lo que las personas con un poco de dignidad exigen. Yo no pido dólares, no pido irme del país. Solo quiero que se me respete como ser humano…», concluyó.